jueves, 23 de marzo de 2017

UNA PRUEBA EXPERIMENTAL PODRÍA DETECTAR EL AUTISMO EN LA INFANCIA

Una técnica experimental que combina las imágenes de resonancia magnética y un algoritmo informático podría predecir si algunos bebés menores de 1 año realmente desarrollarán autismo en el segundo año. La prueba se ha diseñado sólo para aquellos recién nacidos con un riesgo elevado de autismo porque tienen un hermano mayor que lo padece.
El nuevo método de evaluación se probó en 148 bebés, de los cuales 106 con un riesgo alto de desarrollar autismo por sus antecedentes familiares. Las neuroimágenes se obtuvieron cuando los bebés tenían 6, 12 y 24 meses de edad. Se trata de un período en que los síntomas obvios de autismo son pocos, a pesar de las posibles evidencias de disfunción motora o mental.
Las medidas cerebrales clave (tamaño, área de la superficie, grosor de la corteza cerebral) se introdujeron en un algoritmo informático, que generó puntuaciones de predicción de autismo basándose en dos observaciones: en primer lugar, los bebés que desarrollan autismo a los 2 años parecen tener un crecimiento relativamente alto de la superficie del cerebro entre los 6 y 12 meses de vida. La segunda observación fue que el elevado crecimiento del área de la superficie cerebral el primer año se asocia con un tamaño cerebral más grande en el segundo año de vida. Este crecimiento excesivo del cerebro es un marcador establecido del riesgo de autismo.
El programa experimental alcanzó un valor predictivo positivo del 81% y una sensibilidad del 88%.
Hazlett HC, Gu H, Munsell BC, Kim SH, Styner M, Wolff JJ, et al

martes, 14 de marzo de 2017

viernes, 3 de marzo de 2017

GUÍA PARA MEJORAR LA INCLUSIÓN DEL ALUMNADO CON NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO EDUCATIVO

Siguiendo con nuestro Seminario sobre metodología en Inclusión educativo. Presentamos un manual de fácil lectura que nos puede ayudar a complementar la información.
Pincha sobre la imagen para descargarlo.