miércoles, 17 de junio de 2015

EL C.P.E.E. ELOY CAMINO CELEBRA SUS 35 ANIVERSARIO DE LUCHA POR LA INTEGRACIÓN.


El Colegio Público de Educación Especial Eloy Camino, en la ciudad de Albacete, cumple ahora 35 años

El  colegio lo está celebrando durante dos jornadas  con una actividad de ‘puertas abiertas’ para que estudiantes de otros centros de la ciudad puedan conocer cómo es el día a día en este recurso que trabaja con estudiantes con necesidades especiales.

Una efeméride que se vive en todo el colegio y que se recuerda desde el mismo hall que da acceso al centro, con un recopilatorio de fotos del día de la inauguración del mismo, en 1980, acto al que acudió la reina Doña Sofía.
Ana María Hernández, secretaria de este colegio, explicó ayer que estas dos jornadas de convivencia, con alumnado de otros centros, tienen como fin mostrar a esos otros estudiantes «el esfuerzo diario» de los alumnos que cursan estudios en el colegio Eloy Camino.
Un centro que debe su nombre al doctor albacetense que consiguió que abriera sus puertas y al que también se rinde tributo en ese recorrido por la historia del centro, a través de fotografías, que recibe a los participantes en las actividades programadas.

Teatro. Pero no solo basan su repaso por la historia del centro en la hemeroteca, han preparado una serie de actos como el teatro.
Una obra de teatro preparada con esmero desde este centro animaba ayer a los alumnos que acudían a esa jornada de convivencia. Además, encontraban una exposición, en la zona ajardinada del colegio, donde se muestran los trabajos que los alumnos del Eloy Camino realizan en su última etapa formativa, «en la de adaptación a la vida adulta», como explicaba Hernández. Aquí se pueden ver los resultados del taller de jardinería, el de moda o el de hogar «que reflejan el esfuerzo con el trabajan estos alumnos». La secretaria del centro puso de relieve que en la actualidad cuentan con unos 120 alumnos, que son atendidos por un «equipo multidisciplinar de 110 trabajadores de muy distintas categorías profesionales». Docentes, enfermeras, fisioterapeutas, conductores o ayudantes de cocina forman parte de la plantilla de este centro que tiene como fin «dar la respuesta más individualizada posible a cada alumno».