miércoles, 27 de abril de 2016

LA AUTOLESIÓN EN EL AUTISMO UNA INADECUADA RESPUESTA AL ESTRÉS.



20/04/2.016
El porqué de la autolesión en las personas con autismo no parece tener una explicación simple, sencilla y única. La predisposición biológica, determinados estados psicológicos de estrés, un procesamiento sensorial atípico, alteraciones en la comunicación, problemas médicos, limitaciones en la regulación emocional, entre otros, pueden llevan a la persona con autismo a dañarse.
Un estudio ha abordado un modelo integral de comprensión de la autolesión en el autismo basado, en primer lugar, en diferenciar la autolesión relacionada con alteraciones del neurodesarrollo, como el autismo, y la autolesión vinculada a otras condiciones psiquiátricas. Algunas de las hipótesis explicativas de la autolesión en el autismo están centradas en el procesamiento sensorial atípico, en alteraciones de la comunicación y problemas médicos, y en la desregulación emocional.
Según los autores, la autolesión debe interpretarse como una inadecuada estrategia de afrontamiento para gestionar una variedad de estímulos y sentimientos negativos y abrumadores. Debe comprenderse que el nivel de angustia que siente alguien que se está haciendo daño a sí mismo es alto. La autolesión es, pues, un problema subyacente, por lo que la contención, física o farmacológica, no basta. En definitiva, se sugiere dejar de hablar de la autolesión como comportamiento disruptivo y más bien interpretarla como una inadecuada respuesta autorregulatoria al estrés.
[Rev Neurol 2016]
Paula-Pérez I, Artigas-Pallarés J